Por qué he votado a Unidad Popular


Me da un poco de vergüenza escribir un post como éste, pero ¿sabéis que? Que creo que se lo debo a Izquierda Unida en general, y a gente como Alberto Garzón en particular. Sí, se lo debo porque hacía muchos años que no me sentía representado en el congreso como lo ha hecho él. Muchos años en los que sentía que mi voz no estaba ni allí, ni en las televisiones. Es por ello que, ahora que se le está haciendo un vacío repugnante a su candidatura, me parece de justicia significarme y darle un poco más de eco a su propuesta política. Aunque sea un eco mínimo, un eco desde los márgenes, underground, un eco BITHC-Álvaro¹.

Oigo a mi alrededor que es un momento crucial para desbancar al Partido Popular y que Podemos (inevitable mencionarlo) es quien ofrece esa posibilidad. Que votar a otras formaciones es desperdiciar el voto. Es un argumento que ya he oído. Muchas veces. Es el argumento del llamado voto útil. Pero yo me pregunto ¿cómo va a ser útil un voto que no me representa? Yo entiendo a quién vota en base a cálculos electorales igual que a quién decide que este sistema no lx representa y no lo hace. Lo entiendo, pero ninguna de las dos opciones es la mía. Yo necesito votar a alguien que, con nitidez², sin dobleces y cálculos electorales, hable de patriarcado y terrorismo machista, de salida de la OTAN y de república. Que en los programas de televisión me explique sus propuestas y la realidad social para entenderla mejor, no que juegue al futbolín con un personaje antediluviano o hablé con unas hormigas de peluche.
“Mira, te voy explicar en qué consiste la confluencia. Nos quitamos la ropa, tú te sientas aquí y…”
Este texto no va, o no pretendía, desmontar a Podemos. No es el enemigo y me alegraré de todos los votos y poder que consiga. Además, no tengo empacho en reconocerle los muchos méritos que ha tenido, empezando por algo tan importante y positivo como haber conseguido “rescatar” a votantes que antes votaban a formaciones más de derechas o no votaban. Como creo que ya demostré en el artículo ¿Confluyes?, yo estaba a favor de una confluencia de fuerzas y nada me haría más feliz que un gobierno de superheroínas con Ada Colau de presidenta, Monica Oltra de vicepresidenta y lo mejor de cada casa, de cada organización social en los distintos ministerios y puestos de gobierno. Eso no sucedió y la realidad es que me encuentro a un Podemos, que siempre había sido ambiguo en determinados temas, pescando descaradamente el voto “de la gente de orden” y reeditando los movimientos del primer PSOE (con todas las diferencias que se quiera). No, así no van a contar conmigo, yo quiero votar al partido por el cual se inclinan mis convicciones.

El congreso, el senado, son cámaras de representación. Y yo, es en los motivos actuales e históricos a los que apela este vídeo, donde me veo representado y donde me emociono.

(1) Lease: Bitch-guión-Álvaro 😉
(2) Las intervenciones brillantes de Alberto Garzón son muchas. Por aquello de que la actualidad manda, me quedo con una de sus últimas.

Comentarios